27.10.07

Adiós Bernarda Alba

He estado buscando la imágen de una mujer mayor vestida con ropas de luto riguroso, incluído el pañuelo negro en la cabeza. Puedo decir que después de mirar gran cantidad de fotos durante bastantes horas en los buscadores, he conseguido encontrar apenas una muestra que no se aviene con lo que estaba buscando. Y me alegro. Me alegro porque eso quiere decir que en nuestros días quedan nulos rastros de aquella tradición en la que la viuda se tapaba a los ojos de la vida por años, a veces empalmando una muerte con otra.

Y pensando en estas cosas y en otras por el estilo, desde la distancia que da la libertad de la que disfrutamos hoy día, me hago cábalas del masoquismo que gastamos los humanos y del fanatismo con el que envolvemos muchas de nuestras acciones. He creído durante mucho tiempo que todo ello lo provocaba la falta de cultura, aunque ahora pienso que lo que de verdad ha influído en ese cambio es el acceso a los medios de comunicación y a la influencia de otras culturas más liberales. Por estas 'pequeñas' grandes cosas es que le doy puntos a la influencia que la pequeña pantalla, por más señas 'la caja tonta', ha ejercido en el avance y liberación de nuestra cultura, sin quitarle ningún mérito, claro está, a todas esas mujeres -y algunos hombres- que han luchado para que la mujer fuese ante todo una persona.

Me gusta ver la imagen de las abuelitas de hoy en día, con sus vestidos de vivos colores, luciendo el brillante cabello blanco -a veces con tonos lilas :) - y disfrutando en fiestas y excursiones. Me gusta ver que las viudas ancianas luchan por encontrar a su alrededor motivos con los que seguir socializandose con su entorno. En este sentido creo que vamos por buen camino.

10 comentarios:

María Narro dijo...

en ese sentido, y solo en ese sentido, creo que llevas toda la razón.

¿qué tal está tu hija?

Besos.

Malena dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Durrell. Mi hijo sigue el proceso pidiendo mimos descaradamente. ¿Y tu hija?

Besos a montones.

Fede dijo...

Querida amiga,
Me gusta tu reflexión y la comparto totalmente. Las distancias se han acortado y podemos ver más allá de la tapia de nuestro jardín! La televisión ha hecho en ese sentido auténticos prodigios para ventilar el ambiente.
También es cierto que ha uniformizado las modas y las malas artes pero creo que ha sido para mejor a pesar de tener que pagarlo con las pancartas de Coca-Cola y de MacDonall's en cualquier aprte del mundo.

Anónimo dijo...

En Marruecos a las viudas las visten de blanco, de blanco total, solo asomando los ojos.
Mi madre, ya con 75 a�os, se viste con tonos impensables en otras epocas, del rojo al naranja pasando por los verdes y blancos luminosos...Vas por la calle y ves a cientos de viejecitas maquilladas, repeinadas y con sus ropas modernas y de mil colores. Asi debe ser. Vida hasta el ultimo segundo y esperanza en algo mejor y alegria de vivir...
Un fuerte abrazo.

Durrell dijo...

Hola, María. Mi hija se está recuperando muy bien, la semana que viene le haran más radiografías de la espalda y le miraran otra vez el brazo, pero ya no lleva collar cervical. He leído que tú has tenido también un pequeño accidente y espero que estes recuperada ya, y sobre todo que te cuides mucho para evitar que se repita. Te mando un fuerte abrazo y muchos ánimos.

Durrell dijo...

Malena, aprovecha y hazle muchos mimitos a tu hijo ahora que se deja, ¡pero que sean recíprocos eh! ¿Cuanto tiempo tiene que estar así? Vaya latazo para ducharse y comer ¿no?

Muchos besos para los dos ;)

Durrell dijo...

Hola Fede, tienes mucha razón en cuanto a la uniformidad en las modas, pocas diferencias hay en todo lo nuevo que se está creando aquí y en los países que nos rodean. Si es un justo precio... es algo que solo el tiempo lo aclarará.

Un abrazo.

Durrell dijo...

Prometeo, yo por pedir no me quedo y en realidad me gustaría ver algún día a todas las mujeres del mundo vistiendo como les venga en gana, con comodidad, con alegría y sin obligaciones... ¿será en esta vida o en otra que lo podré ver? esperaré...

Un gran abrazo para ti :)

Consuelo Labrado dijo...

Durrell, guapa: Sí es cierto que ya no es como antes, a mi abuela la recuerdo siempre de negro y eso que yo era muy pequeña cuando se murió, sin embargo ahí están las fotos para ver que el luto era como la mortaja. Sin embargo la etnia gitana sigue manteniendo la costumbre, yo he visto a chavalas jovencísimas vestidas como las abuelas con el pañuelo en la cabeza, las medias tupidas etc... todo el luto de pies a cabeza, un día en la tienda comentando con una de unos 20 años, el tendero le dijo que cuando se iba a quitar el luto y ella le contestó que todavía le quedaban seis meses.Tienen unas normas establecidas, por la muerte del padre o de la madre son dos años, por un hermano o hermana creo que 1 año (no estoy muy segura de este dato) y por el marido toda la vida.
Y lo cumplen a rajatabla ¡doy fé!.
Eso viene a demostrar que todos no evolucionamos al unísono. Un abrazo

Durrell dijo...

Consuelo, hola. En esto de las leyes gitanas creo que depende mucho de cada comunidad o tribu o família. Las hay bastante cerradas que practican las leyes a rajatabla, y otras algo más abiertas donde se deja sentir una cierta evolución en cuestión de guardar el luto y de la ropa apropiada para ello. Creo que también ha influido en esto el acceso a los colegios y el asentamiento en las ciudades. Pero es cierto que son más reaccios a cambiar que nosotros. Por eso decía que me gustaría poder ver a todas las mujeres del mundo con suficiente libertad para escoger por ellas mismas. Espero algo muy difícil, ya lo sé, pero somos much@s los que pensamos así ¿verdad?

Un besote :)